Cómo hacer gelatina correctamente


La gelatina es una proteína incolora, inodora e insípida de origen animal, que se obtiene de la tranformación del colágeno procedente de los huesos, cartilagos y tejidos conjuntivos a través de su cocción.

gelatina-neutra

El bloom es el poder de gelificación de la gelatina que se mide por números entre 50 y 300. Esse número varia según su fuerza gelificante de la gelatina, cuanto más alto sea el bloom de una gelatina mayor será su poder gelificante.

Podemos encontrar en los supermercados diferentes sabores pero normalmente, en la repostería, utilizamos la gelatina neutra o sin sabor, en láminas o en polvo para preparar diversas recetas de dulces y postres.

¿Cómo hacer gelatina?

La forma que debemos hacer la gelatina dependerá de qué tipo de gelatina queremos usar, si se trata de gelatina en láminas o en polvo.

Importante! No debemos dejar la gelatina hervir, porque sino la gelatina perdería su poder de gelificación.

Cómo preparar gelatina en láminas o hojas:

  1. Lo primero de todo tenemos que hidratarla. Para hidratarla, dejaremos las láminas de gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos aproximadamente.
  2. Retirar las hojas de gelatina hidratadas del agua y escurrirlas bien.
  3. Diluir las láminas de gelatina hidratadas a baño maria o en un líquido caliente que luego utilizaremos en nuestra receta.

Cómo preparar gelatina en polvo:

  1. Hidratar la gelatina en 5 cucharadas de agua fría (la cantidad de agua puede variar un poco según las instrucciones del fabricante).
  2. Mezclarlo bien.
  3. Calentar la mezcla en baño maria hasta que la gelatina se haya disuelto por completo.
  4. Cuando la gelatina esté líquida y homogénea, podremos usarla e incorporarla en nuestra receta.

¿Por qué hay que hidratar la gelatina?

Es necesario hidratar la gelatina antes de usarla para que se disuelva correctamente y no se formen grumos.

¿Dónde usar la gelatina?

Podemos usar la gelatina en diversos postres. Los postres más típicos que suelen llevar gelatina son: tartas de queso, mousses de frutas,  jalea de frutas, marshmallows, caramelos blandos, decoraciones de postres…

Una forma muy sana y sin azúcares añadidos, además de fácil y rápida, es haciendo gelatina con frutas frescas. A continuación os dejo en enlace a la receta de gelatina natural de naranja.

Aún que existen muchas recetas de gelatinas con frutas, algunas frutas no son compatibles con la gelatina cuando están crudas. Estas frutas contienen una enzima, la bromelina, que disuelve la gelatina, haciendo que pierda su poder de gelificar. Ese es el caso de frutas como la piña, el kiwi, el higo o la papaya. Si queremos utilizar alguna de estas frutas en un postre con gelatina, antes tendremos que cocinarla un poco para destruir esta enzima.

Si te ha gustado este post o te ha ayudado, no dudes en dejarme un comentario y/o compartirlo.😃

¡Hasta pronto!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *