Mousse de Mango 2


¿Quieres sorprender a tu pareja en San Valentín con un postre con fruta especial?

Una buena opción de postre para San Valentín es hacer una mousse de su fruta preferida. Aquí os dejo una receta de mousse de mango pero puedes hacerla con otras frutas (fresas, melocotón, ciruelas, cerezas, limón, maracuyá…)

 

mousse de mango

 

Tiempo de preparación: 30 minutos Tiempo de espera: 60 minutos Raciones: 6 personas

 

Ingredientes:

  • 400 ml de Nata para montar
  • 400 gramos de Mango maduro
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 hojas de gelatina sin sabor

 

Preparación:

Pelaremos y cortaremos el mango. En seguida, trituraremos el mango hasta conseguir que la fruta se convierta en pulpa. Se quedará con una textura parecida a un puré.

Colocaremos las hojas de gelatina en remojo en agua fría, durante unos 5 o 10 minutos, para que se hidrate. Es importante hidratar la gelatina en agua fría antes de utilizarla para que luego se disuelva mejor y no se formen grumos. Una vez tenemos las hojas de gelatina hidratadas, las sacamos del agua y las secamos con cuidado.

¡Consejo! Yo las he tenido durante 10 minutos, pero el tiempo puede variar según la marca. Lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante.

Cocinaremos la pulpa del mango con el azúcar en una olla. Calentaremos la mezcla a fuego fuerte, removiéndolo constantemente para evitar que se queme, hasta que llegue a punto de ebullición.

Cuando tengamos la pulpa del mango hirviéndose añadiremos las 2 hojas de gelatinas hidratadas. Mezclaremos bien hasta que toda la gelatina se haya disuelto. Retiraremos la olla del fuego y dejaremos que se enfríe la mezcla.

¡Consejo! Para que se enfríe más rápido, podemos dejar la olla con la pulpa del mango dentro de otro recipiente con hielo y agua fría.

 

Montar la nata:

A continuación nos pondremos a montar la nata con la ayuda de una batidora. La nata tiene que estar previamente en nevera, para que esté fría en el momento de montarla.

Yo he empezado a batir la nata con movimientos circulares (siempre en la misma dirección) y suaves. A medida que la nata se va espesando, he incrementado la velocidad de la batidora hasta conseguir que la nata estuviera completamente montada.

nata-montada

¡Consejo! Para montar la nata, Me ha ayudado poner el bol dentro de otro recipiente con hielo y agua fría (también como en el caso de enfriar la pulpa del mango como si estuviéramos haciendo un baño maría).

Una vez tenemos la nata totalmente montada, incorporaremos poco a poco la mezcla de pulpa de mango templada en la nata montada. La mezclaremos bien hasta que esté totalmente homogénea y con un color uniforme. ¡Cuidado! Si echamos la pulpa aún caliente, se nos cortará la nata y se volverá líquida.

¡Consejo! Podemos verificar que está montada cuando, al volver el bol boca abajo, la nata no se cae.

nata-con-pulpa-de-mango

 

¡Ya está lista nuestra mousse de mango para esta cena tan especial! Ahora solamente tenemos que presentar la mousse de mango como más nos guste. Por ejemplo, en un vasito bonito o en una copa. Dejaremos que se enfríe durante unas horas en la nevera y la serviremos fría.

Para la decoración, os aconsejo que pongáis unos trocitos de mango natural y unas hojitas de menta. =D

mousse-de-mango-pequeño

 

¡Consejo! Si no os gusta el sabor de la nata muy fuerte, y preferís que sepa más a la fruta, podéis incrementar un poco la proporción de mango respecto a la nata. Además, también podemos servir raciones individuales más pequeñitas.

¡Espero que os guste esta receta de mousse de mango y recordad que también podéis hacerla con cualquier otra fruta que os guste! 😉


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Mousse de Mango