Tarta de frutas con crema pastelera


El postres con fruta de esta semana es una deliciosa tarta de frutas frescas con crema pastelera. Esta tarta es una muy buena opción para celebrar con la familia o con los amigos un cumpleaños o cualquier otra fecha importante para nosotros.

tarta de frutas naturales frescas

 

Los ingredientes que usaremos en esta receta son:

  • 1 caja de preparado de masa quebrada
  • 1 huevo y 4 yemas
  • 140 gr. de mantequilla
  • 500 ml. de leche
  • 100 gr. de fructosa
  • 50 gr. de maicena
  • 1 vaina de vainilla
  • Frutas (Kiwis, fresas, mandarinas…)
  • Zumo de lima

Preparación de la tarta de frutas con crema pastelera

Masa quebrada:

Para la preparación de la tarta primero empezaremos con la base de masa quebrada. Esta vez yo usé directamente un preparado para masa quebrada. El que usé viene en una cajita que compré en el Lidl (la marca es Belbake) pero podéis usar cualquier otra marca de vuestra preferencia.

1- Poner en un bol el preparado de masa quebrada. Añadir un huevo y 140 gramos de mantequilla blanda. Mezclar los ingredientes suavemente con una batidora durante unos minutos hasta obtener una masa muy desmigada.

2- Amasar la masa con las manos hasta que esté homogênea y hacer una bola.

3- Untar y enharinar un molde de 28 centímetros de diametro.

4- Estirar la bola de masa quebrada con un rodillo. Enseguida, cubrir el molde con la masa, presionandola con los dedos contra el molde. Antes de hornear la masa agujerearla con un tenedor.

5- Cubrir la masa con papel de horno y garbanzos (para hacer peso) para evitar que la masa se levante. Hornearla a 180 grados durante unos 20 minutos aproximadamente.

6- Retirar los garbanzos y volver a agujerear la masa. Terminar de hornearla (sin los garbanzos) hasta que la base de masa quebrada esté doradita.

7- Esperar unos minutos para que la base de masa quebrada se enfríe antes de desmoldarla.

Para hacer la crema pastelera:

1- Primero, mezclar la maicena, las 4 yemas de huevo, la fructosa y un poco de leche fría hasta disolverla bien.  Yo prefiero usar fructosa, pero también puedes usar azúcar normal o azúcar moreno.

2- A continuación, poner el restante de la leche en una olla.

3- Cortar a lo largo de la vaina de vainilla y raspar sus semillas del interior con un cuchillo. Añadir la vaina y sus semillas a la leche y hervir la leche.

4- Añadir, poco a poco, la leche caliente a la mezcla de maicena. Remover constantemente para evitar que se formen grumos.

5- Calentar toda la mezcla a fuego medio-bajo, removiendola constantemente hasta que se espese y empiece a despegarse del fondo de la olla.

Montaje de la tarta:

Una vez que tengamos la base de la tarta horneada y la crema pastelera hecha, podemos empezar a montar la tarta de frutas.

¡Cuidado! Es mejor esperar que la base de la tarta y la crema pastelera estén frías antes de montar la tarta para evitar que la masa quebrada se ablande.

1- Rellenar la base de masa quebrada, ya desmoldada, con crema pastelera.

2- Dejar reposar un poco en la nevera hasta que coja consistencia (media hora aproximadamente).

3- Pelar y cortar las frutas que vayamos usar para la decoración. Yo elegí kiwis, mandarinas y fresas.

4- Con un pincel, aplicar un poco de zumo de lima o limón a las frutas ya cortadas para que no se oxiden.

5- Decorar y cubrir toda la tarta dibujando circulos con las frutas.

6- Para finalizar, pincelar las frutas con gelatina incolora para darle brillo a la tarta de frutas.

¡Ya tenemos nuestra tarta de frutas naturales con crema pastelera lista!

¡Consejo! Elegid frutas de colores vivos e intensos para que vuestra tarta de frutas esté todavía más bonita y apetitosa. También os recomiendo que uséis frutas de temporada para aprovechar al máximo su sabor.

Si te ha gustado esta receta no dudes en dejarme un comentario o compartirla en tus redes sociales.

¡Hasta pronto!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *