Milhojas de pasta filo con fresas y mascarpone

La pasta filo es muy fina y translúcida. Es originaria de la gastronomía del Magreb y del Oriente Medio. Tiene muchos usos diferentes, tanto en recetas dulces como saladas. También puedes usarla poniendo varias capas juntas para crear un efecto parecido al hojaldre.

Además de preparar diferentes postres árabes, puedes hacer muchas recetas de postres con pasta filo, cambiando la forma que le das a la pasta o el relleno que uses. ¡Solo hay que dejar volar tu creatividad!

Descubre cómo hacer un crujiente y sabroso milhojas de queso mascarpone, mermelada de tomate y fresa.

Preparación de la receta

Tiempo de preparación

15 min.

Tiempo de cocción

3 min.

Ingredientes

  • Pasta filo
  • Fresas
  • Queso mascarpone
  • Azúcar glas
  • Mantequilla
  • Hojitas de menta
  • Mermelada de tomate

Instrucciones

  1. Saca la pasta filo de la nevera media hora antes de usarla.
  2. Separa una hoja de pasta filo y córtala en rectángulos según el tamaño que quieras tu milhojas. Necesitarás 2 o 3 rectángulos de pasta filo para cada ración dependiendo de cuántos pisos quieras.
  3. Unta los rectángulos con mantequilla derretida.
  4. Hornéalos a 200ºC hasta que la pasta filo esté dorada (entre 3 y 4 minutos). En seguida, déjalos que se enfríen antes de empezar a montar el milhojas.
  5. Rellena el milhojas con fresas y queso mascarpone. Para ello pon una capa de mascarpone sobre la hoja de pasta filo.
  6. Añade una capa de fresas cortadas en láminas, vuelve a poner un poco más de mascarpone con un poco de mermelada de tomate.
  7. Para terminar, pon otra capa de pasta filo.
  8. Decora tus milhojas con fresas y azúcar glas por encima.

Cuando uses la pasta filo debes tener mucho cuidado para que no se rompa, sin embargo, trabajar esta pasta es bastante fácil y rápido.

¡Consejo! Monta el milhojas poco antes de servirlos para evitar que la pasta filo se ablande con la humedad del queso mascarpone.

La combinación de queso mascarpone con mermelada de tomate es muy buena, pero si lo prefieres, cambia la mermelada de tomate por tu mermelada preferida.

Utensilios recomendados

  • Pincel de cocina
  • Cortador de pizza